A los Chicos y Chicas de La Cueva

Pasados ya varios días desde las elecciones, después de haber tenido tiempo para experimentar la congoja, para las afirmaciones irreflexivas, para el victimismo, y el triunfalismo, para recrearnos simultáneamente en el “me esperaba más, merecíamos más” y el “pudo ser peor, hay que hacer autocrítica”, llega el momento de la reflexión serena, que supone poner punto y final a una etapa (la campaña electoral del 20D) y el inicio de otra etapa bien distinta en la que habrá que repensar la izquierda.

No obstante, antes de dar carpetazo definitivamente a estas intensísimas semanas, tengo que tener unas especiales palabras, un agradecimiento de algún modo al conjunto de hombres y mujeres que han llevado la campaña de Garzón en las redes sociales: esos a los que denominamos “La Cueva”.

1450263471_871990_1450274315_noticia_normalQueridos compañeros, empezamos una campaña en unas condiciones complicadísimas, el pesimismo nos invadía a todos. No había nada que hacer, estábamos acabados. Entonces, llegasteis vosotros. Conseguisteis trasladar a las redes todo el espacio que las empresas de publicidad, manipulación y entretenimiento (los mal llamados medios de comunicación) del Régimen nos habían negado. Lanzasteis hastag que fueron todos y cada uno de ellos Trending Topic. Llegamos incluso a ser segundo Trending Topic mundial. Al final, los medios tuvieron que hacerse eco de la campaña que estábamos haciendo de espaldas a ellos. Nunca habíamos logrado algo así. Nunca había logrado algo así ninguna fuerza política. Y, entonces, empezamos a creer. Nos llenasteis de ilusión. Vimos, como en el anuncio del compañero Alberto Garzón, que no estábamos solos. Que había multitudes con nosotros. Que teníamos gente, que teníamos propuestas, que queríamos y podíamos construir un nuevo país. Que generábamos ilusión y ganas de cambio en los corazones de la gente.

Sin vosotros, compañeros, habría sido muy difícil soportar esta campaña hasta el final. Sin la ilusión que nos infundíais, no habríamos tenido combustible suficiente para alimentar nuestro espíritu, tantas veces quebrado, tantas veces derrotado, y acumular las energías suficientes para poder continuar hasta el último día. Pero, gracias a vosotros, no solo logramos eso. No, la ilusión con la que llenasteis nuestros corazones pudo con la campaña y con mucho más. Gracias a esa ilusión, hoy, algunos no estamos lamiéndonos nuestras heridas, y perdiendo un valioso tiempo en el lamento. No, aún nos ha sobrado algo de fuerza de la campaña. Seguimos esperanzados. Seguimos ilusionados. Y vamos a construir un nuevo país.

Muchas gracias por hacernos creer.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

2 Respuestas a “A los Chicos y Chicas de La Cueva

  1. Francisco

    No nos vamos a rendir. Creo que vuestra labor ha sido encomiable, más y mejor que lo habéis hecho, no se ha podido hacer. Gracias por vuestra ilusión, ha habido momentos en la campaña que. y a pesar del desanimo inicial, nos hemos creído ganadores. En el fondo lo somos

  2. Elena

    ¡Ánimo!
    Lo habéis hecho muy bien, en una situación imposible. Pero ahí estamos y estaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s