Archivo de la etiqueta: oportunismo

La nueva ideología: El Moderantismo

El moderantismo. Es la nueva ideología de moda. Durante los últimos años se ha puesto tan “ a la última” eso de ser “centrista y moderado” que todo el mundo (o mejor dicho, todo el mundo de la derecha), se ha querido apuntar al carro. ¿Moderados de que ideología?.  Esta es la pregunta que cabría hacerse el votante confundido con un mínimo de razonamiento crítico. ¿Liberales moderados?, ¿conservadores moderados?, ¿socialdemócratas moderados?….Eso no importa, lo importante es ser moderado, de lo que sea. Hasta tal punto ha llegado esto que no es difícil encontrar en internet partidos, de esos que se hacen llamar de centro, cuya única definición ideológica es una palabra sacada del siglo XIX: Moderantismo. Ser moderado ya es una ideología en sí misma. ¿Qué se puede esperar de estos partidos que ocultan su ideología tras una palabra que ya carece por completo de significado?. Pues sencillamente que, o no tienen ideología, o no quieren mostrárnosla.

Si la memoria no me falla, en España todo esto empezó cuando el principal líder de la derecha radical, que llegó a ser presidente del gobierno, José María Aznar, comenzó a decir que su partido era “de centro” y “moderado” de una forma obsesiva, hasta tal punto que había veces que no se sabía si querían convencer al electorado o si se querían convencer a sí mismos. Otro ejemplo no muy alejado se encuentra en el Partido de la Libertad de Austria, un partido de extrema derecha fundado por miembros de las SS y del Partido Nazi. A pesar de su ideología, este partido formó parte de la Internacional Liberal, en la que se agrupan todos esos partidos que se hacen llamar de “centro” o “moderados”, como el antiguo CDS de Adolfo Suarez, Unió Mallorquina, o el Partido Liberal Demócrata del Reino Unido, dirigido por el político de moda, Nick Clegg. ¿Cómo es posible que todos estos “moderados” se identificaran internacionalmente con un partido claramente nazi?. Que alguien me explique qué significa eso del moderantismo, porque, a la luz de estos ejemplos, sigo sin entenderlo.

El caso es, que estos partidos sin ideología definida han conseguido convencer a la sociedad de que ser “moderado” es bueno, y que todos aquellos que no se llamen a sí mismos “moderados”, son malos, son radicales, son peligrosos. Y es que parece cada vez más evidente que lo único común entre todos estos partidos es su amor incondicional por el sistema establecido. ¿A caso es todo esto una campaña propagandística para defender el sistema actual con uñas y dientes y criminalizar a todos aquellos que criticamos las condiciones de explotación sobre las que se sostiene? Para contestar a esta pregunta, voy a retroceder en el tiempo, hasta el nacimiento del “moderantismo”. Abrochaos el cinturón de vuestra máquina del tiempo. Allá vamos.

Bien, ahora estamos en el Siglo XIX. En toda Europa hay una ideología, el liberalismo, que se está abriendo paso hacia el poder, aplastando el anterior orden establecido. Son muchos los sectores reaccionarios que se dan cuenta de que el absolutismo ha llegado a su fin y que el liberalismo vencerá, así que deciden cambiar su estrategia de total oposición al liberalismo y fundan partidos que se hacen llamar “liberales moderados”. ¿Qué perseguían estos partidos liberales moderados? Pues básicamente instaurar un liberalismo muy restringido, no aceptan la soberanía nacional, ni el sufragio universal, ni mucho menos se atreven a cuestionar la figura del Rey o de la Iglesia. En definitiva, los moderados tenían como función preservar lo máximo posible del Antiguo Régimen. Pero su estrategia no constaba solo en hacerse llamar “moderados” en lugar de absolutistas o reaccionarios para preservar el régimen, sino en tachar de “radicales” a las demás ideologías.

Los “moderados” del siglo XXI tienen el mismo nombre que los del siglo XIX, tienen también su misma táctica y, es evidente, que comparten también sus mismos objetivos, la defensa del actual sistema, la fiera oposición a avanzar a un mayor nivel de democracia, la negativa total a emprender reformas sociales para ayudar a los más desfavorecidos…En definitiva, el moderantismo significa defender que los de arriba sigan arriba y que los de abajo sigan abajo.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría