Archivo de la etiqueta: Asturies

Sobre el debate acerca de la candidatura de Llamazares

Voy a tratar de responder brevemente a las cosas que se han dicho después de que algunos compañeros saliésemos en prensa expresando nuestras críticas a la postulación de Gaspar Llamazares como candidato. Antes de empezar, quiero agradecer a todos aquellos que han decidido debatir con nosotros y confrontar sus argumentos con los nuestros. También quiero mostrar la enorme pena que me produce que otros compañeros hayan sido incapaces de estar a la altura del debate, recurriendo únicamente a la descalificación personal, al insulto, y al ataque a aquel que no piensa como ellos.
Primeramente, me veo en la obligación de responderle a todos aquellos compañeros que sugieren que, como hay primarias, no hay nada que debatir. Me temo que, a mi juicio, no pueden haber entendido peor el objetivo de unas primarias. Las primarias no pretenden sustituir el debate y la confrontación de proyectos por el personalismo, sino facilitar la elección directa y democrática de los candidatos. Pero, evidentemente, antes de votar, de elegir a un candidato, debe haber debate. Los militantes deben debatir públicamente y exponer sus argumentos en contra o a favor de unos u otros candidatos. Tampoco acepto la premisa de que aquellos que no nos hemos postulado como candidatos no tengamos derecho a expresar nuestra opinión sobre la posible candidatura de Llamazares. Esa es una restricción de la libertad de expresión absolutamente inaceptable, que reduce la acción política aquellos que quieren presentarse a un cargo institucional, lo que supone una profesionalización de la política absolutamente opuesta a los valores de esta organización. Si sale un candidato o candidata que me guste, lo apoyaré, pero sino, seguiré teniendo el mismo derecho a participar en los debates sobre este proceso de primarias y a expresar mis opiniones sobre los candidatos que se postulen.
Otros han llegado aún más lejos, han hablado de “acatar lo que se decida” como si el proceso en sí ya estuviese hecho. Y no es de extrañar, porque las formas en las que se ha producido la postulación de Llamazares, como si hubiese llegado como resultado de una gran aclamación popular, han venido a transmitir precisamente ese mensaje: “Ya está todo hecho, ya tenemos candidato”. Es justo eso lo que nos ha obligado a salir a escena, con el fin de romper esa idea propagandística de que “ya hay candidato ganador”, que podría evitar otras postulaciones, haciendo que el proceso de primarias perdiera todo su significado.
Graves me han parecido las declaraciones de aquellos que nos han dicho que en lugar de proponer, solo nos dedicábamos a “descalificar” cuando no hay ninguna descalificación en toda la nota de prensa. Más aún, cuando yo personalmente, en mi perfil de Facebook, he defendido a Gaspar cuando, a raíz de esta noticia, se dijo que llevaba mucho “chupando del bote”. ¿A qué descalificaciones pueden referirse? ¿O es que algunos se toman como descalificación el mero hecho de que alguien disienta de su opinión? Si es así, me aterra con que poco respeto se trata la libertad de expresión y el derecho a la discrepancia. A la discrepancia de otros eso sí, porque, paradójicamente, algunos de los que nos han dicho eso suelen discrepar públicamente de muchas de las decisiones de la dirección de IU, y no siempre de buenas maneras, ni con buenos modales. El colmo de la hipocresía es que, precisamente ellos, han recibido nuestras opiniones con insultos como “incompetentes” que “representan lo peor de lo que dicen rechazar”.
Tampoco puedo tolerar que se pongan en nuestra boca cosas que no hemos dicho: Ni somos el área de juventud de IU (otra cosa es que todos los que enviamos esta crítica seamos “jóvenes”), ni la crítica que hacemos a Gaspar es que sea “viejo”. Lo que criticamos es el hecho de que el compañero en cuestión que lleva en primera línea política toda nuestra vida, pretenda continuar, al menos 4 años más. En toda esa carrera política ha llevado al Congreso temas cruciales de Asturias, ha sido un excelente diputado, y ha destacado especialmente por su actuación durante la reforma del artículo 135 de la Constitución. No pretendemos atacar a Llamazares, simplemente decimos que, tras tantas décadas como político profesional, representando a IU en las instituciones, va siendo hora de agradecerle los servicios prestados y que ceda el testigo a otro.
PD: Lamento no haber logrado mi objetivo de ser breve.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Feliz día no oficial de Asturias, feliz 25 de Mayo.

El 25 de Mayo de 1808, en el contexto de la invasión francesa, y la monarquía de José I, impuesta por su hermano, el emperador Napoleón, la Junta General del Principado de Asturias, se proclama soberana, y declara la guerra a Francia.

Sin embargo, no fue éste, como algunos creen, el momento de la fundación de la Junta General, sino que había existido anteriormente (de forma intermitente), desde, al menos 1833. No se sabe si pudo o no existir antes de esa fecha, pero parece que fue el producto de la condensación de las distintas soberanías repartidas por los concejos de Asturias (y es que aunque en Asturias pensamos que concejo y municipio son sinónimos, y que esta doble denominación se repite en el resto de España, en realidad hace referencia a los antiguos conceyos, donde la gente aconceyaba, que es la expresión que se utiliza en asturiano para referirse a una reunión asamblearia). En cualquier caso, el momento álgido de la historia de nuestra Junta General, hoy sede de la soberanía asturiana, es el momento de la Guerra de la Independencia.

Queda bien establecido en los libros de texto, que el momento que se considera como final de la Edad Moderna, y comienzo de la Edad Contemporánea, es la Revolución Francesa. No obstante, este punto que, en promedio, es válido para todo el mundo, no da cuenta de cuando fue, en cada lugar, el momento exacto de ese cambio histórico, que supuso la caída de las instituciones del Antiguo Régimen y el comienzo de unas instituciones nuevas. En España, el momento idóneo para fijar el inicio de la Edad Contemporánea es, posiblemente, la proclamación de las Cortes de Cádiz. En Asturias, el equivalente, es la proclamación de soberanía de la Junta General del Principado de Asturias. Fue también en este momento cuando, al parecer, comenzó a usarse la actual bandera de Asturias, que ondeaba en los mástiles que portaban los ejércitos asturianos en su lucha contra el invasor francés.

Es, por tanto, más que curioso que un día tan importante, el 25 de Mayo, no sea fiesta, ni tenga ningún tipo de conmemoración, como ocurre, por poner un ejemplo muy similar, con los fusilamientos del 2 de Mayo en Madrid. En su lugar, tenemos establecido como día de Asturias el día 8 de Septiembre, por ser el día que en el calendario católico, corresponde a la Virgen de Covadonga. No me parece procedente que en un estado aconfesional, se establezca el día de Asturias, no en base a un importante acontecimiento histórico y político, como el que ocurrió el 25 de Mayo de 1808, sino en base a una celebración religiosa, que no significa nada para todos los asturianos que no formamos parte de esa religión concreta, o de ninguna otra.

Desgraciadamente, la no celebración del 25 de Mayo es algo de esperar en un país que no festeja ni siente orgullo por ninguno de sus libertadores del siglo XIX, como sí que lo hacen la mayoría de las democracias del mundo: Francia con la Revolución Francesa, EE.UU. con la Guerra de la Independencia y George Washington, o buena parte de los países latinoamericanos con Bolívar. De la misma forma que no le ofrecemos el reconocimiento adecuado a los héroes del 25 de Mayo, tampoco se lo damos a los ilustrados asturianos y, especialmente, nos olvidamos muy a menudo de un asturiano que a todas luces, es el equivalente español de George Washington o Simón Bolívar: Rafael del Riego. Riego fue el gran héroe de la Guerra de Independencia contra los franceses, además de un defensor de los sistemas constitucionales y del parlamentarismo, frente a la monarquía absoluta. Por eso, cuando Fernando VII, conocido como el Rey felón, decide ir contra la Constitución de 1812 e imponer una monarquía absoluta, Riego se pronuncia contra él, le retira el poder absoluto, y vuelve a poner en funcionamiento el sistema constitucional. Desgraciadamente, Fernando VII planeó la invasión de España por un ejército extranjero (Los cien mil hijos de San Luís) que le devolviese el poder absoluto, después de lo cual, Riego fue ejecutado. Se convertía así en un mártir en la lucha contra la tiranía.

Por todo ello, quiero aprovechar este día no oficial de Asturias, no solo para felicitar a todos los asturianos y despedirme con el Asturias Patria Querida, sino también para recordar a todos los ilustrados asturianos, precursores de las ideas democráticas no solo en Asturias, sino en España.

¡Puxa Asturies!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

La contradicción tiene nombre propio: Francisco Álvarez-Cascos (FAC)

Un resumen de las contradicciones del hombre que, viviendo voluntariamente en Madrid, dijo que quería recuperar el orgullo de ser asturiano.

 

El 25 de Marzo, tuvieron lugar las elecciones convocadas anticipadamente por el Presidente d’Asturies, Francisco Álvarez-Cascos. El resultado de estas elecciones fue la derrota del partido casquista (FAC) ante el PSOE, pero la suma de FAC+PP seguía teniendo mayoría absoluta. Unos días después, el voto emigrante le entregó un escaño a la FSA, a costa de Foro. Desde entonces, Cascos ha intentado por todos los medios construir una mayoría que impida que los socialdemócratas, liderados por Javier Fernández, lleguen al gobierno del principado. Entre otras cosas, “El Caudillín” está dispuesto, no solo a pactar con el PP, sino incluso a cederles la presidencia.  Algo que es bastante curioso, ya que estás elecciones se anticiparon precisamente por la absoluta imposibilidad de que Foro y PP llegaran a un acuerdo. Esta podría parecer una contradicción coyuntural, de esas que tanto hay en política. Pero, si repasamos la historia de Cascos, vemos que lo que más abundan son las contradicciones.

Francisco Álvarez-Cascos comienza su carrera política en Alianza Popular, partido que votó en contra del divorcio, lo que no le impidió divorciarse. En sus inicios, concedió una entrevista a la Hoja del Lunes de Gijón, donde reconoció que admiraba a Franco[1], pero, muchos años después, calificaría de extremistas y antidemócratas a los dirigentes del PP de Xixón, como forma de justificar su distanciamiento de éstos.

Las relaciones de Cascos con el PP de Asturias han sido siempre tortuosas. En 1998, el entonces vicepresidente del gobierno de España y secretario general del PP (o general secretario, como le solían llamar) acusó al presidente de Asturias, el popular Sergio Marqués, de seguir prácticas políticas nacionalistas, llegando a provocar la expulsión de Marqués, y provocando que Asturies tuviese un gobierno en minoría, con el propio presidente gobernando desde el grupo mixto. Años más tarde, Cascos abandonaría el PP y fundaría Foro Asturias, comenzando a referirse a Asturies como “país”. Paradójicamente, después de pasar toda una campaña autonómica fingiendo un supuesto regionalismo, definiendo a Asturies como país, y diciendo que FAC era un partido netamente asturiano, decidió presentarse a las generales por Madrid, diciendo que iban al congreso de los diputados para luchar contra los nacionalismos. Así, Cacos pasó del españolismo al asturianismo para volver, de nuevo, al españolismo, en tan solo un año. La coherencia no es un valor importante para este ególatra caballero que le puso a su partido las siglas de su propio nombre.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

El Senáu, les llingües y Tini Areces./El Senado, las lenguas, y Tini Areces.

Esti artículu voi escribilu n’asturiano por que ta directamente enllazau cola situación de diglosia que sufre la mio llingua madre, más abaxo, alcontrareis la tradución al castellano.

Estos díes fálase de la medida del Senáu de permitir a los sos miembros l’usu de les demás llingües del Estáu. La rempuesta per parte dellos sectores de la derecha más rancia y nacionaliega española foi entamar un escándalu colos clásicos “argumentos”  sobre’l peligru de la rotura de la unidá d’España, l’enorme gastu (abondo menor que’l gastu na Ilesia Católica) y el yá clásicu “hai otres coses más importantes” (dalgunos nun deben ser capaces de facer dos coses al mesmu tiempu). Yera lo que faltaba, que na cámara que se supón representa les autonomíes nun pueda falase nes llingues propies d’esos territorios.

Pero la noticia de la que yo quería falar güei nun ye esa, si non la rempuesta del home qu’acaudilla Asturies, D. Vicente Álvarez Areces, el cual dixo que yera defensor de la medida, sicasí, defendía que l’asturianu nun tuviera entre les llingües permities pol Senáu. Otra vegada l’amigu Tini defendiendo la llingua asturiana…

Traducción al castellano:

Estos días se habla de la medida del Senado de permitir a sus miembros el uso de las demás lenguas del Estado. La respuesta por parte de algunos sectores de la derecha más rancia y nacionalista española fue organizar un escándalo con los clásicos “argumentos” sobre el peligro de la ruptura de la unidad de España, el enorme gasto (bastante menor que el gasto en la Iglesia Católica) y el ya clásico “hay otras cosas más importantes” (algunos no deben ser capaces de hacer dos cosas al mismo tiempo). Era lo que faltaba, que en la cámara que se supone representa a las autonomías no se pueda hablar en las lenguas propias de esos territorios.

Pero la noticia de la que yo quería hablar hoy no es esa, si no la respuesta del hombre que acaudilla Asturias, D. Vicente Álvarez Areces, el cual dijo que era defensor de la medida, a pesar de lo cual, defendía que el asturiano no estuviera entre las lenguas permitidas por el Senado. Otra vez el amigo Tini defendiendo la lengua asturiana….

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría