Archivo de la etiqueta: Izquierda Unida

Sobre el debate acerca de la candidatura de Llamazares

Voy a tratar de responder brevemente a las cosas que se han dicho después de que algunos compañeros saliésemos en prensa expresando nuestras críticas a la postulación de Gaspar Llamazares como candidato. Antes de empezar, quiero agradecer a todos aquellos que han decidido debatir con nosotros y confrontar sus argumentos con los nuestros. También quiero mostrar la enorme pena que me produce que otros compañeros hayan sido incapaces de estar a la altura del debate, recurriendo únicamente a la descalificación personal, al insulto, y al ataque a aquel que no piensa como ellos.
Primeramente, me veo en la obligación de responderle a todos aquellos compañeros que sugieren que, como hay primarias, no hay nada que debatir. Me temo que, a mi juicio, no pueden haber entendido peor el objetivo de unas primarias. Las primarias no pretenden sustituir el debate y la confrontación de proyectos por el personalismo, sino facilitar la elección directa y democrática de los candidatos. Pero, evidentemente, antes de votar, de elegir a un candidato, debe haber debate. Los militantes deben debatir públicamente y exponer sus argumentos en contra o a favor de unos u otros candidatos. Tampoco acepto la premisa de que aquellos que no nos hemos postulado como candidatos no tengamos derecho a expresar nuestra opinión sobre la posible candidatura de Llamazares. Esa es una restricción de la libertad de expresión absolutamente inaceptable, que reduce la acción política aquellos que quieren presentarse a un cargo institucional, lo que supone una profesionalización de la política absolutamente opuesta a los valores de esta organización. Si sale un candidato o candidata que me guste, lo apoyaré, pero sino, seguiré teniendo el mismo derecho a participar en los debates sobre este proceso de primarias y a expresar mis opiniones sobre los candidatos que se postulen.
Otros han llegado aún más lejos, han hablado de “acatar lo que se decida” como si el proceso en sí ya estuviese hecho. Y no es de extrañar, porque las formas en las que se ha producido la postulación de Llamazares, como si hubiese llegado como resultado de una gran aclamación popular, han venido a transmitir precisamente ese mensaje: “Ya está todo hecho, ya tenemos candidato”. Es justo eso lo que nos ha obligado a salir a escena, con el fin de romper esa idea propagandística de que “ya hay candidato ganador”, que podría evitar otras postulaciones, haciendo que el proceso de primarias perdiera todo su significado.
Graves me han parecido las declaraciones de aquellos que nos han dicho que en lugar de proponer, solo nos dedicábamos a “descalificar” cuando no hay ninguna descalificación en toda la nota de prensa. Más aún, cuando yo personalmente, en mi perfil de Facebook, he defendido a Gaspar cuando, a raíz de esta noticia, se dijo que llevaba mucho “chupando del bote”. ¿A qué descalificaciones pueden referirse? ¿O es que algunos se toman como descalificación el mero hecho de que alguien disienta de su opinión? Si es así, me aterra con que poco respeto se trata la libertad de expresión y el derecho a la discrepancia. A la discrepancia de otros eso sí, porque, paradójicamente, algunos de los que nos han dicho eso suelen discrepar públicamente de muchas de las decisiones de la dirección de IU, y no siempre de buenas maneras, ni con buenos modales. El colmo de la hipocresía es que, precisamente ellos, han recibido nuestras opiniones con insultos como “incompetentes” que “representan lo peor de lo que dicen rechazar”.
Tampoco puedo tolerar que se pongan en nuestra boca cosas que no hemos dicho: Ni somos el área de juventud de IU (otra cosa es que todos los que enviamos esta crítica seamos “jóvenes”), ni la crítica que hacemos a Gaspar es que sea “viejo”. Lo que criticamos es el hecho de que el compañero en cuestión que lleva en primera línea política toda nuestra vida, pretenda continuar, al menos 4 años más. En toda esa carrera política ha llevado al Congreso temas cruciales de Asturias, ha sido un excelente diputado, y ha destacado especialmente por su actuación durante la reforma del artículo 135 de la Constitución. No pretendemos atacar a Llamazares, simplemente decimos que, tras tantas décadas como político profesional, representando a IU en las instituciones, va siendo hora de agradecerle los servicios prestados y que ceda el testigo a otro.
PD: Lamento no haber logrado mi objetivo de ser breve.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Por qué quiero primarias abiertas.

Los partidos políticos nacen en el siglo XIX en el seno de los primeros sistemas parlamentarios, con el fin de agrupar a políticos que defendían causas comunes. El modelo de partido del siglo XIX no se parecía mucho al del siglo XX: no había carnés ni afiliados, simplemente relaciones de “lealtad” o “colaboración” entre determinadas personas o familias del partido.  Era un modelo de partido basado en el mismo modelo de sociedad que los sostenía: caciquil y oligárquico. El modelo de partido del siglo XX aparece, fundamentalmente, con la llegada de los partidos obreros, que introducen el concepto de militante. Desde entonces, las sociedades democráticas se ordenan en un sistema basado en que los ciudadanos eligen a los partidos, y éstos, a su vez, funcionan internamente en base a una militancia que, a consecuencia del hecho de que paga cuota, tiene la posibilidad de participar en las decisiones del partido, y elegir o ser elegido como representante de éste. De forma que, de nuevo, el funcionamiento interno de los partidos era un reflejo de las sociedades liberal-democráticas  del siglo XX (liberal-democracia, democracia restringida, democracia de mínimos o cualquiera de los otros nombres dados a este sistema son igual de válidos).

Hecho este pequeño apunte histórico, alguien puede preguntarse si el modelo de partido del Siglo XX sigue siendo válido en el siglo XXI o si, por el contrario, hay que sustituirlo por uno nuevo. En realidad, visto lo anterior, la pregunta se reduce a si los sistemas políticos del siglo XX (y, por tanto, el sistema de partido asociado a estos) siguen siendo válidos en el siglo XXI.

Personalmente, yo sostengo que los ordenamientos políticos del pasado siglo ya no sirven. Votar cada cuatro años no es suficiente democracia, la ciudadanía demanda un mayor poder de decisión, demanda poder tener un verdadero control sobre las instituciones públicas, y no se conforman con una democracia de mínimos. El modelo alternativo planteado, llamado democracia participativa, democracia 2.0, democracia real, etc., requiere también un modelo nuevo de partido adaptado a esta nueva realidad política. De la misma forma que el sistema de representación del siglo XIX y su sistema de partido asociado dejó paso al sistema del siglo XX, tanto de Estado como de partido, los que pedimos el paso hacia un sistema político propio del siglo XXI, debemos entender también la necesidad de configurar el modelo de partido adecuado a ese sistema.

Al igual que ocurre con el sistema político, del que el ciudadano se siente defraudado, pues considera que ya no es suficiente solo con votar cada cuatro años, también se siente defraudado con el modelo de partido actual, pues tampoco se conforma con votar lo que los partidos decidan darle. Quieren tener poder de decisión en la elección de los candidatos, en la elaboración de las listas…Quieren asegurarse de que el aparato del partido no coloca a sus candidatos y aleja del poder a aquellos a los que los ciudadanos verdaderamente quieren elegir.

El partido que no sea capaz de recoger estas demandas, no responderá a las necesidades de los ciudadanos, ni a las nuevas estructuras democráticas que están por venir.

El futuro es de las primarias abiertas, y el partido que no las acepte quedará, muy probablemente, fuera del espectro del votante mayoritario, y fuera de las alternativas políticas del siglo XXI.

1 comentario

Archivado bajo Sin categoría

La Unidad Socialista

asdfwe

Pablo Iglesias en uno de sus multitudinarios mítines en los que concienciaba a la clase trabajadora de la necesidad de luchar por sus derechos.

Desde que el 2 de Mayo de 1879, Pablo Iglesias fundara en la taberna Casa Labra el Partido Socialista Obrero Español, los socialistas han sido el motor fundamental de los avances políticos y sociales en España. Lo fueron en la consecución de la jornada de 8 horas, en la prohibición del trabajo infantil, en la petición del sufragio universal en unas elecciones democráticas, en la llegada de la II República, en el derecho a las vacaciones, en los derechos de la mujer… Desgraciadamente, en 1936, el General Franco, tras un golpe de estado contra el gobierno salido de las urnas, impone una dictadura de 40 años que sume al PSOE en la clandestinidad, diezmándolo en el interior, y permitiendo que nuevos elementos, que pertenecían realmente a las élites universitarias del franquismo, se hiciesen cargo del partido: Felipe González, Alfonos Guerra, Manuel Cháves…

pasoc_iu

Logo del Partido de Acción Socialista (izquierda), anteriormente PSOE histórico. Uno de los fundadores de IU.

No obstante, estos franquistas disfrazados de marxistas (poco les duraría el disfraz) no
pudieron hacerse con el control de todo el PSOE, sino sólo de una parte, que pasó a ser llamada PSOE renovado o PSOE (r), mientras que el resto del partido, dirigido por Rodolfo Llopis, se llamaría PSOE histórico o PSOE (h). Desgraciadamente, las autoridades del Régimen despojaron a los segundos de su nombre y entregaron las siglas del PSOE a los renovados, pasando a llamarse los históricos Partido de Acción Socialista (PASOC), que sería uno de los partidos fundadores de Izquierda Unida. Por otro lado, dentro del propio PSOE (el renovado, que era el único que podía usar ese nombre) se estaban llevando a cabo los cambios que lo convertirían, de forma brusca y radical, en el partido neoliberal que es ahora, ante lo cual, algunos socialistas (los pocos que aún quedaban) se organizaron en la corriente Izquierda Socialista. La división del socialismo estaba servida: de los socialistas renovados e históricos, pasábamos a los socialistas del PSOE y los socialistas de IU, ambos minoritarios en sus respectivas organizaciones.

Hoy, el panorama no es diferente. El socialismo sigue dividido, al menos, en cuatro vertientes diferentes, y es que a los pocos socialistas que quedan en el PSOE (Izquierda Socialista), y a los socialistas de Izquierda Unida (agrupados ahora en Recuperando el Socialismo), hay que añadir a los compañeros de Alternativa Socialista, que si bien se presentan en dentro de Izquierda Plural y, por tanto, en coalición con IU, no forman parte de ésta, así como a los socialistas que forman parte de Podemos (ISI). De esta forma, el panorama socialista se encuentra en un grado de división como nunca se haya visto: los socialistas están en todos los frentes de izquierdas (más el PSOE, que de izquierdas tiene poco o nada), pero debido a esa división, son insignificantes en cada uno de ellos. Así el gran ariete en favor de la democracia y los derechos sociales que otrora fundase Pablo Iglesias, esto es, el socialismo español, está más debilitado que nunca. Y es que, si la unidad hace la fuerza, es evidente que la división la destruye.

Decían Marx y Engels aquello de “proletarios de todos los países, uníos”. Con la misma fuerza, la misma motivación, pero un mayor grado de ridiculez (pues no hay motivo para que los socialistas de un mismo país actúen divididos) yo he de gritar hoy: “socialistas de todo el estado español, uníos”.

Llopis

Rodolfo Llopis, primer líder del PSOE histórico, después conocido como PASOC, uno de los partidos fundadores de Izquierda Unida.

1 comentario

Archivado bajo Sin categoría

Izquierda Unida se presentará a las europeas en una gran coalición de izquierdas con representación socialista.

Desde Recuperando el Socialismo, colectivo que trata de agrupar a los socialistas que militamos en Izquierda Unida, así como de incorporar a la pluralidad ideológica de IU la tradición socialista española, nos congratulamos enormemente de la coalición alcanzada entre IU y otras fuerzas políticas para unir a la gran mayoría de las izquierdas del estado español bajo unas mismas siglas en estas elecciones europeas.

Además, vemos con ilusión que uno de los partidos que formará parte de esa coalición es un partido hermano, Alternativa Socialista, figurando como miembro de la lista electoral Carlos Martínez, co-primer secretario de dicha organización.

Nos alegramos de que se sume un partido socialista a la misma lista electoral en la que va nuestra organización política, Izquierda Unida, y esperamos que éste sea el comienzo de una SYRIZA española, dentro de la cual estemos los socialistas de izquierda, unidos bajo una misma bandera, como hubiera querido Pablo Iglesias, y como habríamos estado antes de que los felipistas nos robaran las siglas del Partido Socialista Obrero Español.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Sobre la creación de un Frente Amplio de Izquierdas.

Aquí os dejo la resolución que presenté en la Asamblea de Izquierda Xunida, preparatoria de la X Asamblea Federal de IU, sobre la creación de un Frente Amplio. 

Si algo hemos aprendido de Die Linke, el Front de Gauche, o SYRIZA, es que cuando la izquierda se une, el resultado es demoledor. En todos los casos, el valor de la unión no es la suma de militantes (que muchas veces no es tan grande), o la fagocitación de siglas. El valor de la unión es la suma de distintos proyectos de izquierdas: Socialistas, comunistas, ecosocialistas, demócratas radicales…, que poseen distintos enfoques, y distintos espacios sociales y electorales.

Por mucho que lo intentemos, Izquierda Unida, en solitario, no puede ser el referente de la izquierda. Para empezar, porque no existe eso que llamamos “la izquierda”, existen muchas izquierdas diversas, y no tiene sentido pretender que, voluntariamente, todas las izquierdas se subordinen a nosotros. No es la subordinación el camino, sino la confluencia. Debemos crear un nuevo espacio político, un Frente Amplio que agrupe a la izquierda democrática antineoliberal de todas las tendencias. Un frente donde confluyan las izquierdas diversas de Marx, Engels, Lenin, Pablo Iglesias, Karl Kautsky, Trotsky, Jean Jaurés, Rosa Luxemburgo, Salvador Allende, Azaña, Gramsci, Berlinger…

Para lograr esta meta, no hay otra opción que trabajar con las demás fuerzas de la izquierda para, entre todos, construir este nuevo movimiento. El germen, puede ser la coalición La Izquierda Plural, pero el objetivo final aún dista mucho de esta coalición. Para empezar, Izquierda Plural deja fuera a elementos importantes de la izquierda, como por ejemplo, todos aquellos grupos formados por quienes hasta ayer, no sólo eran nuestros aliados, si no que eran nosotros mismos (Iniciativa del Poble Valencià o Izquierda Anticapitalista son buenos ejemplos de ello). Por otro lado tampoco recoge otras sensibilidades ideológicas importantes en la izquierda, como la tradición socialista (presente en el Front de Gauche  través del Parti de Gauche, liderado por Mélenchon; en SYRIZA a través del Movimiento Democrático Social; y es predominante en Die Linke y en la izquierda latinoamericana). Aunque algunos de los representantes de este socialismo militan en Izquierda Unida, la mayoría se encuentran o bien dispersos en pequeños partidos (algunos de los cuales van en coalición con nosotros, y otros no) como SIEx, Socialistas X Tenerife, Iniciativa Socialista de Izquierdas, etc, o bien (y posiblemente estos sean la mayor parte) se encuentran dentro del PSOE, fundamentalmente en la corriente Izquierda Socialista. No habrá Frente Amplio de izquierdas si no conseguimos convencer a todos estos grupos para que se sumen. Finalmente, el propio modelo organizativo de La Izquierda Plural, es ya inservible. El modelo de coalición está desfasado, y es necesario avanzar hacia la constitución de un frente común que posea una estructura organizativa interna, al igual que SYRIZA. Es necesario para conseguir la verdadera unión entre las fuerzas de izquierdas. Esto no es más que recuperar el sueño con el que se fundó Izquierda Unida.

Otro factor a tener en cuenta, es que tanto en el caso de SYRIZA, como el del del Front de Gauche o el de Die Linke, parte importante del ascenso en votos vino precedido del paso del sector más izquierdista del partido socialdemócrata de turno a la izquierda alternativa (en el caso de Lafontaine y Mélenchon, incluso lideraron la coalición de izquierdas). Si queremos tomar ejemplo de los éxitos de estas izquierdas, debemos ser capaces de reproducir también esta situación, lo cual nos lleva, de nuevo, a la necesidad de intentar que los sectores izquierdistas del PSOE (como Izquierda Socialista) den el paso de romper definitivamente con un partido que no les escucha, y participen en la creación del frente de izquierdas.

A lo largo de este proceso debemos aprender a ser generosos, a ver a todos aquellos con los que queremos confluir como compañeros, y no como adversarios con los que hay que luchar para mantener determinadas cuotas de poder. Este compromiso, que es básico para forjar un frente común, debe venir correspondido por una unidad de acción en todos los frentes, incluido el electoral. Esto significa que todas las partes que acepten confluir en un frente amplio, deben renunciar a presentarse en solitario en las elecciones o, a una vez obtenidos los escaños, integrar un grupo parlamentario diferente del acordado por el frente.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Recuperando el Socialismo

Recuperando el Socialismo es un colectivo creado por un grupo de militantes de Izquierda Unida que se sienten identificados con los ideales del socialismo histórico de Pablo Iglesias, o de los socialistas contemporáneos europeos, como Oskar Lafontaine, Jean-Luc Mélenchon , o el prometedor Partido Socialista holandés. Luchamos por la creación de un espacio socialista en IU, como lo fue en su momento el histórico Partido de Acción Socialista (PASOC), uno de los fundadores de la coalición de izquierdas.

Nos articulamos en torno al Manifiesto para la Recuperación del Socialismo, que sirve como semilla para iniciar el debate ideológico. Dicho manifiesto, plantea la necesidad de crear un partido socialista que recoja la tradición del socialismo español, que el PSOE abandonó en 1979, iniciando un proceso de degeneración que le ha llevado a convertirse en un partido claramente de derechas. Se explica porque es necesaria la creación de un partido que retome las ideas del socialismo democrático, cuáles deben ser las bases de ese partido o colectivo, y que éste debe estar integrado en Izquierda Unida, no solamente por un imperativo estratégico  (cada vez es más evidente que la izquierda solo podrá vencer si se une), sino por motivos ideológicos, pues no debemos olvidar que Izquierda Unida, en sus propios estatutos, asegura que su objetivo es transformar el actual sistema capitalista en un sistema socialista democrático. Por otro lado, desde que Cayo Lara ha asumido la coordinación federal de la coalición, ha  apostado varias veces por avanzar hacia el Socialismo del Siglo XXI. Creemos, además, que Izquierda Unida se verá favorecida por la presencia de un partido socialista en su interior, pues esto permitirá el paso hacia IU de los votantes socialistas descontentos con la política derechista del PSOE.

Éste es un momento álgido para el socialismo en toda Europa: En Alemania, Die Linke tiene la mayor representación de su historia en el Bundestag; en Francia, Mélenchon ha obtenido un 11% de voto en las presidenciales, y eso teniendo en cuenta que la izquierda se ha volcado en expulsar del poder a Sarkozy, votando a Hollande; En los Países Bajos, el Partido socialista aparece como la primera fuerza política en las encuestas. Parece evidente que, tras la profunda quiebra ideológica de la socialdemocracia, que ha pasado de ser el referente de  los “reformistas de centro-izquierda” a ser una fuerza de derechas y profundamente neoliberal (que nos ha dado los recortes de derechos de Zapatero, Sócrates, y Papandréu, y la Agenda 2010 de Schröeder), la ciudadanía ha despertado, y ha entendido que no se puede ser socialista y capitalista al mismo tiempo.  Que las clases sociales existen, y que tienen intereses contrapuestos. Que los llamados “mercados” a quienes la socialdemocracia se ha entregado, no son si no los capitalistas que han existido siempre, la gran oligarquía financiara que es, precisamente, la enemiga declarada del socialismo, pues el objetivo de los socialistas no es otro que hacerla desaparecer, para conseguir la liberación de los hombres y mujeres, a través de la supresión de las clases sociales.

Te animamos a que visites nuestra página web http://recuperarelsocialismo.wordpress.com/

Si compartes nuestras ideas, y quieres unirte a nosotros, puedes hacerlo a través de este enlace  http://recuperarelsocialismo.wordpress.com/unete/

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Izquierda Xunida d’Asturies continúa con su modelo de campaña participativa.

Ayer, Gonzo, el colaborador de El Intermedio (en La Sexta) preguntó qué utilidad tenían esos mítines en los que los políticos se rodeaban de personas cuyo voto ya tenían conquistado. Desde Izquierda Unida, eso lo sabemos hace mucho. Por esto nuestra campaña es completamente diferente. Nosotros estamos apostando por una campaña 2.0 donde prime la participación ciudadana. Por eso, Gaspar Llamazares hizo un acto abierto al público, en plena salida del Rastro de Xixón, donde los ciudadanos le planteaban sus preguntas y él respondía. De la misma forma, en Izquirda Xunida d’Uviéu, hemos decidido llevar la campaña a los barrios, reuniéndonos con los vecinos en los centros sociales, dónde les exponemos nuestra acción en esta legislatura y nuestro programa para la próxima y, sobre todo, donde debatimos con ellos y respondemos a sus preguntas. Hasta ahora, hemos realizado dos actos: uno en el Centro Social de Vallobín, y otro en el Centro Social ‘El cortijo’, en La Corredoria.

El acto de camaña en Vallobín, intervinieron como ponentes Rivi y Virginia Palacios, que fueron presentados por Triqui, el cual no dejó pasar la oportunidad de recordar que ya hemos regalado 41.600 millones de euros a los ricos. Virginia empezó su intervención hablando del impacto mediático y cultural de la crisis, y pasó después a hacer un repaso a la situación del desempleo en Uviéu: 17.308 parados en nuestra ciudad, y, en un mes, el número se habrá incrementado en 503 personas más. Esta situación está siendo la propicia para obligar a los trabajadores a trabajar el doble de jornada por el mismo salario, bajo la amenaza de que, si ellos no quieren, hay otros en la calle que estarían encantados de trabajar en esas condiciones. Decía Virginia que “La crisis es un saqueo consentido por los gobiernos de Europa”. La activista sindical recordó que, cuando ella era joven, nadie, salvo los más adinerados, tenía salón en casa, pero, gracias al esfuerzo de nuestros padres, hoy todos disfrutamos de salones amueblados con cómodos sofás. “Quieren quitarnos el Sofá y que volvamos a la silla de madera”, decía en clara alusión a los recortes en derechos conquistados por nuestros padres y abuelos. Sobre el  PSOE, afirmó que “Este partido es el que mayor daño le ha hecho a la izquierda de este país”, y subrayó que “se ha demostrad que no tienen ideología”, y “ nos han preparado un golpe de estado constitucional”. Para finalizar, Virginia denunció la privatización, “que hace de los derechos un negocio”, y añadió que “Izquierda Unida es la única alternativa que aglutina a la izquierda de este país, porque tiene propuestas y fuerza para luchar”.

El portavoz del grupo municipal Izquierda Unida-Verdes de Oviedo, y número 3 por la lista de Izquierda Xunida d’Asturies al congreso de los diputados, Roberto Sánchez ramos (más conocido como Rivi) aseguró en su intervención que había que negar radicalmente la palabra política, pues todos somos ciudadanos de la polis, todos somos políticos, y, desde luego, era un error meter en el mismo saco a la recortadora de derechos sociales, Esperanza Aguirre, y a los concejales popularmente electos de IU de Oviedo, que han luchado siempre por mejorar los derechos y las condiciones de vida de los ciudadanos. Dentro de este discurso pedagógico sobre el lenguaje, Rivi rechazó usar el término “medios de comunicación”, pues, en realidad, son empresas de comunicación. Después, pasó a hablar del enorme ataque que estaba sufriendo la democracia, aseguró que “por primera vez desde el año 77, estamos en un momento crucial en nuestra Historia”, y despachó contra el reformazo, que supuso un ataque directo a la constitución del 78. Era una reforma  que no tocaba la monarquía o la economía liberal, sino que reducía los derechos de los ciudadanos,  y añadió que, durante hace 20 años, el círculo de empresarios de Madrid ha insistido en la “necesidad” de modificar la constitución para introducir un límite de déficit. Durante todo ese tiempo, decidimos mirar hacia otro lado, permitiéndoles, al final, conseguir sus objetivos. Ahora, con esta reforma, el PP y el PSOE han logrado una ruptura con los otros partidos que redactaron la constitución. “Habrá que ver si esa es la constitución que yo voté”, afirmó el concejal. Es evidente que nos han dejado las manos atadas para hacer una política que no sea la del neoliberalismo. Rivi criticó también la política de guerra imperialista “siguen pensando en la guerra como una salida de la crisis”. Por último, el número 3 de IU por Asturias afirmó que un número reducido de personas es suficiente para inciar un proceso de cambio, y puso como ejemplo las movilizaciones en EE. UU. “50 persoans son un ejército. Al día siguiente miles de personas bloqueaban puertos en todo el país”. Si tengo que destacar algo de su intervención, me quedo con dos frases: “Los que gobiernan son una cosa, y los que mandan son otra”, y “Somos el 99% frente al 1%”.

Al día siguiente, hubo otro acto en La Corredoria, con la participación de Noemí Martín, de Rivi, y la presentación a cargo de Alejandro Suárez. Rivi, además de lo dicho en el mítin de Vallobín, habló, a petición de uno de los asistentes, sobre la dación en pago. Noemí recordó la labor de IU al frente de la consejería de bienestar social en Asturias, hizo un análisis somero de la situación socioeconómica actual, y exigió algunas reformas económicas para una salida social a la crisis, como la creación de una banca pública.

PD: Espero que mis lectores sepan perdonar la escasa información del acto en mi barrio, La Corredoria. Pero es que, al contrario que en el acto de Vallobín, no tomé notas y, desgraciadamente, no soy la persona con mejor memoria del mundo. Espero que perdonen también la prisa con la que he escrito esta entrada, pero el tiempo apremia, y este texto tendría poco interés si lo publico después de las elecciones.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría