El Socialismo histórico secuestrado.

7d583-pablo_iglesiasEn 1879, Pablo Iglesias, junto a un reducido grupo de personas de ideología marxista, funda en la taberna Casa Labra, en Madrid, el Partido Socialista Obrero Español. En su manifiesto fundacional, afirmaba que el objetivo del partido era la completa emancipación de la clase trabajadora, esto es, la supresión de las clases sociales y su unificación en una sola clase de trabajadores, libres, iguales, honrados, e inteligentes. En base a estas ideas, el Partido Socialista fue el máximo baluarte de la democracia y de los derechos de los trabajadores, Pablo Iglesias llegó a ser un hombre tan querido por el pueblo que su funeral, tan multitudinario, sorprendió al propio Alfonso XIII, quien dijo que sabía que el día de su muerte no iría tanta gente a llorarle. Gracias al partido socialista se consiguieron la práctica totalidad de los derechos laborales adquiridos hasta la dictadura del general Franco, además de la instauración del primer régimen completamente democrático en España: La II República.

En 1977, en la ciudad francesa de Surenses, se lleva a cabo un congreso del PSOE en el exilio. En ese congreso, Felipe González, un joven con un misterioso y más que sospechoso pasado falangista, se hace con el control del partido. En 1979, ya en la transición, da un golpe de mano con el que consigue que el PSOE abandone el marxismo, insistiendo en que eso no va a significar cambiar las ideas reales del partido. Pero en realidad, en ese congreso se vació completamente la ideología del partido socialista, y se cambió la estructura de éste para reducir el poder de las bases y garantizar el culto al líder. El ahora todopoderoso Felipe González apartaba de los cargos del partido (o expulsaba, como con Pablo Castellano) a todos los militantes del PSOE que seguían defendiendo la ideología socialista, mientras que los sustituía tanto por los llamados “socialistas renovados”  (militantes que habían abandonado el socialismo y abrazado totalmente el sistema capitalista), como por ex-militantes de la hundida UCD, el partido de centro-derecha de Adolfo Suárez. Con ello, el derechista Felipe, y todos sus seguidores, secuestraron las siglas del Partido Obrero de Pablo Iglesias, para convertirlo en su partido neoliberal, mientras desvirtuaban el nombre del socialismo, y silenciaban el noble legado histórico de Pablo Iglesias. El secuestro del socialismo fue, probablemente, la más sagaz de todas las jugadas con las que un régimen político opresor eliminaba a la principal corriente que había luchado por la democracia y por los derechos de la clase trabajadora.

Pero sigue habiendo socialistas en España; seguimos existiendo ciudadanos que luchamos por el socialismo democrático, que nos consideramos herederos del pensamiento de Pablo Iglesias, y que seguimos luchando por construir una sociedad socialista, una sociedad sin clases, una sociedad democrática, justa y libre.

Si quieres saber más sobre la historia del Partido socialista, puedes leer mi serie de entradas al respecto:  https://franciscorey.wordpress.com/tag/historia-del-socialismo-espanol/

También te puede interesar el colectivo Recuperando el Socialismo, formado por militantes de Izquierda Unida que se consideran socialistas, y trabajan por construir un espacio socialista en IU, como en su día lo fue el Partido de Acción Socialista (PSOE histórico). Tal vez también quieras leer mi Manifiesto para la Recuperación del socialismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s