¿Por qué soy republicano?

Este es un texto relativamente antiguo, que escribí allá por el año 2006 o tal vez 2007 que he querido rescatar para el Mes de la República en mi blog.

Cuando a veces manifiesto mi republicanismo hay gente que me pregunta ¿Por qué te molesta el Rey con lo majo que es? Ese es su principal argumento: con lo majo que es. Al parecer la figura máxima del Estado tiene como cometido único ser majo y campechano, y por esta sacrificada labor se embolsa la modesta suma de 8,90 millones de  euros anuales, unos 123 milliones de las antiguas pesetas AL MES.

Este amado Rey nuestro, elegido democráticamente en unas elecciones en las que solo pudo votar Franco, representa la continuidad del antiguo régimen en la España democrática del Siglo XXI. He puesto antiguo régimen con minúscula porque no me refiero al régimen de los monarcas absolutos, me refiero al régimen de Franco. Tras la muerte del dictador no se produjo la ruptura democrática que debió haberse hecho, sino que se llevó a cabo un proceso de reformas para “democratizar” el régimen franquista y garantizar así su supervivencia. Se legalizaron los partidos políticos, se elaboró un proceso constitucional, y poco a poco se fueron restableciendo las libertades. Pero muchas cosas siguieron tal y como estaban.

Para empezar no se hizo un referéndum sobre qué sistema de gobierno querían los españoles (monarquía o república), se impuso el régimen monárquico en la figura de Juan Carlos de Borbón, el heredero de Franco. Además, el Rey, al igual que Franco, es un militar que ejerce la jefatura del Estado y la del ejército, y cuyo poder no emana del pueblo, ya que éste jamás lo ha elegido. En realidad sus poderes emanan del dictador y genocida Francisco Franco, ya que fue quien le nombró su sucesor. Por tanto la monarquía es un régimen no democrático.

Por si hay alguien que aun no lo sabe, no todos podemos ser reyes. No hay elecciones a Rey, oposiciones a Rey ni ninguna otra forma de que un ciudadano pueda llegar a la corona. La corona (y con ella la Jefatura del Estado) es heredada de padre a hijo, lo cual significa que por el mero hecho de apellidarse “de Borbón y Grecia” (como es el caso de Don Felipe) se nace con privilegios que los demás no tenemos, en otras palabras, no somos todos iguales, ya que la monarquía es un régimen desigualatorio (contradiciendo la constitución).

Por si fuera poco, se podría decir que la familia real tiene sección propia en la prensa del corazón, cosa que no suele ser habitual con el resto de los políticos. La monarquía no es un régimen serio.

Después de todo esto…¿Aun me pregunta alguien por qué soy republicano?. La monarquía es un régimen caro, antidemocrático, de papel cuché, y que impide la igualdad de los ciudadanos. La República es un régimen más barato, democrático, serio, y que da un paso hacia adelante en el camino de la igualdad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s